Follow by Email

lunes, 2 de junio de 2014

Acceder a la tele desde muchos sitios


Teléfonos móviles, tabletas, ordenadores… el viejo televisor ya no tiene el monopolio de los contenidos televisivos. La posibilidad de ver series y programas ‘a la carta’, es decir, cuando quiera y donde quiera el usuario, no ha pasado desapercibida en el sector tradicional. Empezando por los mismos fabricantes, que hace dos años se plantearon que, si la televisión se escapaba de su ‘caja’ y se mudaba a internet, el siguiente paso lógico sería que el aparato pudiera conectarse también a la red. Se trata de las Smart TV, que a día de hoy, según un estudio de UTECA, están presentes en el 35% de hogares de nuestro país. Y la cifra continúa en ascenso.

Con este dato y con las audiencias cada vez más fragmentadas, las cadenas tradicionales se han visto obligadas a mover ficha. Atresmedia fue una de las primeras en ofrecer en internet todos sus contenidos televisivos a través de distintas aplicaciones o sus páginas web. En el caso de Mediaset tienen toda su programación disponible en el portal mitele.es.

Una de las más innovadoras en este sentido ha sido RTVE, que ha sabido poner en valor el concepto de la segunda pantalla. Así, si usted está viendo un partido de fútbol en La 1, al mismo tiempo puede sintonizar a través de su aplicación otras cámaras distintas a las que ofrece el realizador. Ayer, por ejemplo, durante la final de la Liga de Campeones se puso en marcha un dispositivo especial con cinco cámaras específicas para este servicio. «El espectador nunca ha tenido una visión tan amplia de un partido», explica Ricardo Villa, director de medios interactivos del ente público. Pero incluso la retransmisión en internet daba la oportunidad de cambiar los comentarios originales por los de RNE.

Ante el nuevo horizonte que se abre en el mercado están surgiendo plataformas que ofertan canales tradicionales exclusivamente para la red. Es el caso de Magine, una empresa sueca que ya emite en pruebas en España. Este sistema integra canales como Historia, Canal Cocina o Viajar, entre otros, y permite al usuario elegir el programa de la parrilla que quiere hasta un máximo de siete días atrás. «El problema con el que cuenta la televisión en directo es que es en directo», explica Jesús Esteban, uno de los responsables de la marca en nuestro país. «Nosotros se lo ponemos fácil al usuario para que no se pierda nada, porque la televisión tradicional sigue gustando», puntualiza Esteban.

Otras plataformas como Yomvi, de Canal +, ofertan también un sistema de contenidos a la carta multiplataforma a sus suscriptores. Y compañías de telefonía como Telefónica y Ono tienen sus propias opciones de televisión.

Solo para internet

Lo que no verán de momento en los principales canales de televisión son las ‘webseries’ –series nacidas y emitidas en internet– o a los ‘youtubers’, personas que suben vídeos a la red con contenidos de todo tipo. ‘Malviviendo’, una ‘webserie’ que ya va por su cuarta temporada, ha llegado a congregar a más de 2.500.000 espectadores en algunos de sus capítulos, cifra similar a la de un programa de ‘Supervivientes’ o de ‘El Hormiguero’, dos de los más vistos de la parrilla.

Algunas personas han hecho de YouTube su profesión. Es el caso de ElRubius, seudónimo de Rubén Doblas, que es el ‘youtuber’ con más seguidores de España, alrededor de siete millones. En sus vídeos habla de videojuegos y de las cosas que ocurren en su vida, lo que le da para vivir. Porque la red social paga dos dólares por cada mil visitas y algunos de sus vídeos superan los cinco millones de reproducciones.

Atraídas por la posibilidad de aumentar su audiencia, algunas cadenas como RTVE han estrenado programas exclusivamente en la red, como ‘Conoce el internet’, que solo es visible desde la página de la corporación. Un salto que también han dado Alaska y Mario Vaquerizo tras tres temporadas de su ‘reality’ en la cadena MTV. Ahora han decidido pasarse a internet con ‘El Tea Party de Alaska y Mario’, un programa de seis entregas que se puede ver a través de la red social Google +.

No hay comentarios:

Publicar un comentario