Follow by Email

martes, 7 de mayo de 2013

Reality Shows sobre emprendedores



Hace justo un mes hablábamos en este blog de Dos programas de televisión para emprendedores que empezarán en breve!!! El formato que utilizaban los dos programas es de reality shows. Este género televisivo que se reinventa cada año, utiliza ahora al emprendimiento y la “moda” de la creación de empresas como argumento para generar nueva programación.

Tienen algo que ver los reality show con los emprendedores? Los creadores de empresas y la moda del emprendimiento se ven cada vez más como un contenido televisivo que engancha a la audiencia. Pero además de un argumento de éxito para las cadenas, también ofrece algunas enseñanzas para aquellos que busquen consejo en esta peculiar fórmula de mentoring.

A nadie se le ocurriría pensar que un reality como American Idol pudiera guardar la más mínima relación con la creación de start up o la posibilidad de poner en marcha una idea de negocio. Y sin embargo, hay quien piensa que estos concursos de talento son modelos más que aceptables de elevator pitch (concursantes que deben convencer a un jurado en apenas tres minutos) que podrían usarse tanto para cautivar a un inversor –si buscas financiación para tu idea– como para seducir a un reclutador, en el caso de que busques un trabajo. A partir de este concepto, nosotros en Visual Hub vamos a realizar "un experimento" en el que nuestros alumnos en tres minutos realizarán el pitch de su idea de empresa (ya lo compartiremos por aqui cuando tengamos más información)

Detectar buenas ideas y a las personas que puedan ponerlas en marcha podría ser más sencillo desde la telerrealidad. Es el caso de Simon Cowell, el creador y miembro del jurado de la versión estadounidense de Factor X, que decidió aliarse con el rapero Will.i.am, miembro del grupo Black Eyed Peas, para encontrar al próximo empresario estrella del mundo de la tecnología, el nuevo Zuckerberg o Gates. Según The Sun, X Factor for Tech tiene una estructura similar a Factor X: los futuros empresarios pueden plantear sus ideas a un grupo de jueces, que decidirán quién es el que promete.

La iniciativa de Cowel y Will.i.am se parece mucho a ‘Shark Tank’ –un grupo de emprendedores pugna por convencer a los “tiburones”, que son los inversores– o a Dragon’s Den, su alter ego británico.

Mediaset España y la productora de Risto Mejide preparan ‘La incubadora’, que como American Idol, es un talent show, en este caso empresarial, que permitirá que jóvenes emprendedores pongan en marcha su primer proyecto.

El sueño de muchos innovadores es acceder a un programa de incubación en el que se logra llegar a mentores, consejo, interacción con business angels o firmas de capital riesgo. Una de las enseñanzas del reality de Bloomberg TechStars es que sólo el acceso a una incubadora no garantiza el éxito de un proyecto. De hecho, sólo unas pocas start up que salieron de este programa han conseguido sobrevivir.

En ciertas ocasiones, las nuevas empresas deciden entrar en una incubadora con una idea embrionaria. Si esa idea no demuestra su viabilidad desperdiciarán la oportunidad de impresionar a los inversores que están relacionados con esa incubadora.

Por lo que se refiere a la búsqueda del éxito, algunos ponen el ejemplo de So You Think You Can Dance (SYTYCD) que busca al bailarín favorito de Estados Unidos. Ser el favorito no implica ser el mejor. En términos de emprendimiento, la cuestión es que ser el mejor no garantiza que puedas ganar, especialmente si no le gustas al público.

Aprenda a contarla

Los expertos detectan otra bondad de los reality shows relacionada con el emprendimiento: ¿Tienes una buena historia sobre una start up? Aprende a contarla. Debes estar seguro de que sabes hacerlo y no necesitarás nada más para ser conocido. Los promotores de este tipo de programas se fijan en personalidades capaces de contar su historia con pasión y emoción. Quieren gente honesta, capaz de reconocer cuáles han sido sus errores en su aventura emprendedora.

También CNBC lanzará el próximo 14 de mayo un reality show en horario de máxima audiencia que mezcla el crowdsourcing con la actividad emprendedora. ‘Crowd Rules’ ofrecerá a los aspirantes a crear un negocio propio la oportunidad de competir por un premio de 50.000 dólares que dependerá de la “sabiduría de las masas”, es decir, del voto de la gente que juzga las start up.

No hay comentarios:

Publicar un comentario