Follow by Email

domingo, 17 de marzo de 2013

El microstock llega al vídeo de la mano de Clipyoo

¿Qué es el microstock?

Hace ya un tiempo que surgió el microstock para la fotografía. Se trata de una forma más de monetizar las fotografías de stock. Un fotógrafo tiene más opciones además de trabajar por encargo o la fotografía artística. Si un fotógrafo tiene la oportunidad de realizar una buena toma parece lógico realizarla y exponerla en internet. De esta forma existe la posibilidad de que alguien la vea y la compre para su web, promoción de un producto, carteles, presentaciones, etc.

Las plataformas de microstock se dedican precisamente a exponer y comercializar las fotografías de stock de los fotógrafos, sirviendo de escaparate e intermediario a cambio de un porcentaje del coste de la fotografía. Desde sus comienzos con iStockphoto han proliferado multitud de estas plataformas de entre las que parece destacar Getty Images, que además incluye vídeo y música.

Pues bien, en un mundo cada vez más audiovisual, donde parece que el vídeo jugará un papel importante en el futuro de la web, la empresa española Clipyoo han puesto en marcha una plataforma de microstock de vídeo. Clipyoo es una de las empresas que ha crecido en Wayra, la aceleradora de empresas de Telefónica, y de momento no han hecho más que empezar, pero por la naturaleza de la idea y la simplicidad del procedimiento prometen hacerse un hueco entre sus principales competidores Getty Images Vídeo y Clipdealer.

¿Cómo funciona para los compradores de vídeo?

Imaginemos que queremos montar un vídeo para promocionar nuestra empresa, pero no tenemos un equipo de calidad ni presupuesto para una producción dedicada. En este caso las plataformas de microstock de vídeo nos permiten buscar un vídeo que se adecue a nuestras necesidades y descargarlo mediante un pago.

Normalmente la cantidad de dicho pago va en función del uso que se la vaya a dar al vídeo, dónde se exponga, número de reproducciones, tiempo de explotación, etc. Con el nacimiento del microstock surgió el concepto de Royalty Free, que básicamente da derecho al cliente que descarga el vídeo a emplearlo de forma indefinida y para el producto que quiera, pero no en exclusiva, es decir, que otro cliente que pague puede descargarse el mismo vídeo para otro uso, lo que permite que el precio del vídeo sea muy competitivo. Este tipo de cesión de derechos simplifica las complicaciones legales mediante un único modelo de contrato de cesión de derechos y además permite tener un coste por vídeo muy competitivo.

Esta herramienta no sólo es útil para quienes quieran emplear el vídeo para su propia promoción. Imaginemos que somos una productora española y necesitamos un plano de un lugar en China, o un plano aéreo del Valle de Ordesa, o un plano de la fauna submarina de Canarias. En cualquiera de estos casos, la adquisición del vídeo a través de una plataforma de microstock será mucho más barato que los costes de producción que podría suponer la grabación de la toma.

¿Cómo funciona para los creadores de vídeo?

Si tienes un stock de vídeos que has ido realizando en diferentes producciones o si no te despegas de tu cámara es posible que alguno de tus vídeos pueda ser de interés para otros. Nuevamente podríamos caer en la complejidad asociada a multitud de parámetros técnicos de vídeo y a cómo clasificarlos, así que en Clipyoo han decidido apostar por la calidad y la simplicidad.

El procedimiento es muy sencillo. Tal y como comentan en sus requisitos técnicos, el vídeo tiene que ser en HD 1920x1080 pixels, con una duración entre 8 y 12 segundos, empleando el códec PhotoJPEG en un contenedor .MOV. Una vez que tienes tu vídeo y te has registrado te piden que lo etiquetes para que quien busque nuestros vídeos los encuentre de forma rápida. Así que han elaborado una guía para ayudarnos a etiquetarlos. Nuevamente el contrato de cesión de derechos es un contrato único y muy fácil de entender. Tendrás que aceptarlo para que poder vender tus vídeos. Y finalmente subes el vídeo.

Y ya está, así de simple. A partir de este momento sólo hay que esperar a que alguien necesite tu vídeo y se decida a comprarlo, en cuyo caso Clipyoo te dará hasta el 50% del dinero que ingrese con tu vídeo.

El futuro es audiovisual, no te quedes atrás!

No hay comentarios:

Publicar un comentario