Follow by Email

sábado, 23 de febrero de 2013

El futuro inmediato en el emprendimiento audiovisual




Hoy por hoy lo único que tenemos claro, es que nuestro sector debe cambiar, debe modificar radicalmente el modelo de negocio que se está manteniendo hasta ahora. Ya existen empresas que facturan millones de dólares en la industria de los contenidos digitales y que pueden ser una fuente de inspiración, pero no necesariamente un modelo transferible a cualquier otra empresa del sector. Para conseguir triunfar en un periodo y en un mercado marcado por la incertidumbre no queda más remedio que probar. Este método del ensayo-error parece ser por ahora la única fórmula disponible. Comporta un riesgo que muchos o no están dispuestos a asumirlo o no pueden hacerlo, pero esperar mientras se observa qué modelos funcionan conlleva sin embargo otro peligro mayor: quedarse fuera del juego. 

Internet está en contínuo movimiento. La búsqueda de la innovación constante debe formar parte del ADN del empresario que quiera hacerse un hueco en el negocio de los contenidos digitales. Ni siquiera las empresas que ya han triunfado se conforman con sus éxitos, y continúan atentos a lo que les piden sus clientes, una labor mucho más fácil hoy en día con la proliferación de redes sociales y otros canales de comunicación. Conectar con el cliente y mantenerlo, involucrarlo, hacerle sentir parte de un producto o de una idea, es fundamental para avanzar por el buen camino.

Como se ha visto, la situación no es fácil. La industria ha perdido su poder, han aparecido nuevos actores y otros, sobre todo los intermediarios, han perecido. Internet reprensenta sin embargo un nuevo canal de oportunidades que, lejos de tratar de limitar, se debe y se puede explotar. 

Las principales conclusiones que se pueden desprender de este documento son:

► Existen una gran cantidad de métodos para obtener ingresos en Internet. A partir de la combinación de varios es posible obtener beneficios en la Red, como queda demostrado en los ejemplos recogidos en este trabajo.

► El consumidor está dispuesto a pagar por el contenido si este le ofrece: valor añadido, un precio justo, facilidad de uso, calidad, seguridad y accesibilidad constante.

► Los ingresos por publicidad, que han sustentado tradionalmente medios como la radio y la televisión, también pueden ser una forma eficaz para ofrecer contenido gratis al usuario. La inversión en publicidad digital es la única que muestra un crecimiento constante en los últimos años, pese a la crisis económica, lo cual resulta muy prometedor para este modelo. Hasta ahora, no obstante, aunque creciente, no aporta la financiación que ofrece a los medios tradicionales, por lo que el modelo suele completarse con servicios premium que dan un valor añadido por el que el usuario está dispuesto a pagar. 

► La industria de producción de contenidos tiene amplias posibilidades de mejorar su negocio a través de alianzas con proveedores de acceso a Internet, operadores de telefonía móvil y de televisión. 

► Como señala la teoría de la larga cola de Christian Anderson, la industria audiovisual debe olvidarse de ganar dinero con unos pocos éxitos como ha hecho en el siglo XX; su futuro está, según él, en millones de nichos con pocos fans. 

► Las redes de telefonía de última generación, así como los dispositivos móviles, ya sean teléfonos o tabletas, aumentan los canales de distribución de contenidos y facilitan la satisfacción de la demanda de de contenidos innovadores, accesibles, relevantes, personalizados, convergentes y ubícuos. El futuro a corto plazo pasará por la explotación de estas capacidades, como ya está ocurriendo con la explosión de aplicaciones. 

► El vídeo será el rey de los contenidos móviles. En España los usuarios de Internet consumen más de dieciséis horas de vídeos online por mes, un dato muy por encima del registrado en países como Estados Unidos o Francia (comScore, 2011).

► Superadas las reticencias iniciales por la seguridad y el control de la computación en la nube, las empresas están ofreciendo cada vez más servicios (y menos productos) a través del cloud computing. Estas plataformas ofrecen la posibilidad de mejorar la gestión y la eficacia de sus recursos, a un precio mucho más asequible y flexible. Si ahora se ha extendido el uso de la nube para las aplicaciones, algunos expertos consideran que en una próxima fase se desarrollará más intensamente el nivel de la plataforma como servicio.


Nuevos modelos de negocio en el sector audiovisual a corto plazo

Emprendiendo en el Marketing Móvil

Nuevos modelos para emprender en contenidos digitales

Nuevos modelos para emprender en la web: El Brokerage

Nuevos modelos para emprender en la web: La publicidad

Nuevos modelos para emprender en la web: El infomediario

Modelos tradicionales de negocio para emprender en la web

Emprender en la web, tendencias a corto plazo

Cosas que debes conocer si quieres emprender en videojuegos

Cosas que debes conocer si quieres emprender en la música

Cosas que debes saber si quieres emprender en la television


Cosas que debes saber si quieres emprender en el video o el cine
Cosas que debes saber si quieres emprender en publicidad

Cosas que debes saber si quieres emprender en el mundo de las publicaciones electronicas

No hay comentarios:

Publicar un comentario