Follow by Email

martes, 27 de noviembre de 2012

Que elementos de nuestra personalidad nos influyen en la gestión de nuestro tiempo?



Tenemos que tener en cuenta cuáles de nuestros comportamientos pueden afectarnos a nosotros mismos:
        
La asertividad  Se puede definir como la capacidad para transmitir hábilmente opiniones, intenciones, posturas, creencias y sentimientos. La habilidad consiste en crear las condiciones que permitan conseguir todos y cada uno de estos cuatro objetivos:
        
  • -    eficacia (conseguir aquello que uno se propone),
  • -    no sentirse  incómodo al hacerlo, y
  • -   en situaciones en que se pone de manifiesto un conflicto de intereses, ocasionar las mínimas consecuencias negativas para uno mismo, para el otro y para la relación,
  • -  en situaciones de aceptación asertiva, establecer relaciones positivas con los demás.


La asertividad no es una característica de personalidad aunque pueda estar relacionada con determinadas formas de la misma. Por tanto, una persona puede mostrarse más asertiva en determinadas situaciones y menos en otras. Este sería el caso de alguien que cuando expresa una opinión contraria o se muestra en desacuerdo ante su pareja, suele hacerlo de forma asertiva. En cambio, ante su jefe suele inhibirse, o bien se siente incómodo o provoca conflictos cuando lo hace.
        
        
La culpabilidad Si no actuamos bajo unas pautas de conducta nos sentimos culpables. Esta es una de las causas más frecuentes de manipulación de adultos. Hay que tener en cuenta estos aspectos:
        
  • -    El perfeccionismo, que pasado un nivel nos llevará a perder tiempo, hará que una persona manipuladora consiga que usted asuma la responsabilidad y el esfuerzo.                                                                     
  • -    Si usted es una persona que tiene tendencia a agradar, esto le hará ser fácilmente manipulable y no hacer las cosas por su interés sino por necesidades secundarias.                                                                 
  • -    El triunfo va ligado a aquellas personas que consiguen el objetivo, sea como sea, y no al esfuerzo y sufrimiento.           

        
Vivir apurado No confunda buena administración del tiempo con apuro. El apuro no es muy práctico, la consecuencia más dramática es el daño a la salud. Los cardiólogos Meyer Friedman Ray Rosenman observaron que los pacientes aquejados de enfermedades cardiacas, eran víctimas de la enfermedad de "apuro". El problema se origina en el deseo insaciable de lograr demasiado o de participar en demasiadas cosas en el tiempo disponible.
        
Escribir es un excelente recurso para organizar mejor el tiempo. El empresario Mark McCormack decía: "He aprendido a separar mis emociones vinculadas con el trabajo, así como mi día laboral. Lo escribo todo, y como dejo mis notas donde sé que aparecerán en el lugar correcto y en el momento oportuno, una vez que he anotado algo lo olvido. El resultado final es que cuando dejo de trabajar, también dejo el stress relacionado con el trabajo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario