Follow by Email

jueves, 18 de octubre de 2012

¿Como conseguir tu marca personal?


por albertovallepyp


Fue una de las preguntas que se hicieron ayer en el evento que organizó la Cámara de Sevilla en el 31 historia de Branding Personal (#31historiasBP), en la que estuvieron presentes varias personas que de una manera o de otra han estado y están muy ligadas con las Redes Sociales a la hora de formar su nombre y su marca dentro de la red.
Hace poco era también casi un galimatías para ellos mismos el conocer que significaba ese áurea llamada ‘marca personal’. Pero con un ejemplo de los que se mostraron en dicha convocatoria les explicaré yo como se puede formar una marca paso a paso. ¿Los ingredientes?, no hay predeterminados, pero lo que sí hay que hacer es trabajar mucho en lo que uno quiere y desea.
Diego Pons (@viajandocondiego)
No he querido darle otro nombre a el cintillo que no sea el nombre (valga la redundancia) de nuestro protagonista, ya que él mismo se define como tal. Diego fue durante 27 años uno de los guitarristas más conocido en el ámbito de la música pop española. Durante ese tiempo trabajó con cantantes de la talla de Marta Sánchez o Luis Miguel entre otros. Pero dejó el mundo de los escenarios, tras un caso curioso.
Después un viaje a Riviera Maya (Méjico), se enamoró de sus playas y se quedó allí a vivir unos meses. De esa experiencia, a su vuelta a España, hizo un vídeo del lugar, de lo vivido, de lo que le gustó, y lo colgó en su canal de Youtube. Curioso, con el tiempo observó que las visitas a su página del canal de vídeos subió y quiso saber cómo era posible que centenares de personas dieran con su página siendo un desconocido.
La mayoría de las visitas procedían de Méjico, y es que su ‘creación’ estaba insertada, sin que nuestro protagonista lo supiera, en la web de la empresa que hacía experiencias junto a tiburones ballena en Riviera Maya, algo que había recalcado nuestro protagonista como lo mejor vivido  durante su estancia en dicha localización. La empresa, muy lista tras conocer el documento quiso explotarlo.
No obstante,ante este hecho, el propio Diego llamó a la empresa, y en vez de reclamarle beneficios por sus derechos les dijo que quería volver a las preciosas playas del país americano para volver a cubrir esa experiencia (gratis claro), y hacer una recreación de ella más trabajada y profesional, y menos amateur.
A partir de entonces su vida cambió. En su vuelta a Méjico volvió hacer su vídeo.  Tras ello, varias personas de dicha empresa comenzaron a presentarles a personas más o menos importantes del país centroamericano, que le dieron la posibilidad de seguir con su ‘hobbie’, el cual se tornaba poco a poco en una manera de ganarse la vida.
Diego llegó a estar 22 días en suelo mejicano haciendo contactos y cerrando operaciones para proseguir con su trabajo, y de esta manera comenzó a darse cuenta de la magnitud que tenía su trabajo en ese país. Cuando llegó a España y les contó a sus amigos lo que le ocurrió, uno de ellos se sobresaltó y le dijo,“Diego, eres videblogger”. Para él, ese “sello que cayó del cielo” era totalmente nuevo, no sabía de qué hablaban sus amigos. Pero tener esa denominación era comenzar a tener algo más de presencia en la red que únicamente un canal de Youtube, debía tener un blog, así como cuentas en Facebook y Twiiter (al menos). Y así expandió su marca, sin saber ni cómo ni porqué, y sin darse cuenta. Él no sabía ni que existía eso.
Pero no todo en el camino de Diego fueron rosas. Nos contaba que, ya en la Penísula, llegó a una edición de FITUR (Feria Internacional del Turismo) y decidió pregonar su idea entre los asistentes. Nadie le hizo caso. Pero todo ello cambió cuando conoció a Jimmie Pons, persona muy ligada al Turismo en España. Él supo interpretar las opciones que tenía la visión de Diego e hizo contactos.
A partir de entonces tuvo una oportunidad de hacer un viaje para plasmar su idea, y el que realizó sobre Escocia, le abrió, más si cabe, su ‘status’ en la red. Le llamaron desde Turismo de Escocia por que estaban enamorados del montaje de su vídeo, lo querían incluir en su página web, pero para ello le pidieron que Diego les cedieran los derechos. Sin darse cuenta seguía creciendo, y tras aceptar la petición con Escocia el móvil comenzó a sonar con mayor asiduidad. Noruega, Irlanda, Perú, Andorra, y más países son testigos de su cámara y sus montajes sobre sus lugares. De ello vive.
Su canal de Youtube tiene cerca de 3000 suscriptores y más de un millón de visitas a sus vídeos, algo que no todos podemos conseguir, y que pocos videobloggers han logrado. En Twitter le siguen más de 8700 personas, y todo ello en unos 3 años de trabajo.
Como antes dije, hoy vive de lo que le gusta. Dejó la música ante la crisis y la bajada del estado de la música, pero es feliz. Parece una historia poco creíble y que parece sacada del cine o de una novela, pero es real y en su web puede comprobarse.
Tras esta historia y tras lo aprendido en la charla/coloquio de ayer en la Cámara,conseguir tu propia marca personal es difícil, pero mantenerla es más complicado aún. Se debe trabajar duro, en lo que te guste te apasiona, diferenciándote siempre del resto de personas que aman el mismo ámbito que tú, y sobre todo haciéndote notar en las Redes Sociales.
Como dijo en el coloquio Alfonso Alcántara (@Yoriento) para resaltar nuestra marca personal “debemos estar en la mente de ese alguien para que nos contrate” y recalcó que podemos ser los mejores escritores de lo que sea pero que si somos invisibles nuestras posibilidades de triunfar se recortan las máximo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario