Follow by Email

jueves, 28 de junio de 2012

¿Que es el emprendimiento social?


Historia de 
Había un tiempo en que el sector social era considerado burocrático, inmovilista y de alguna forma puede que lo siga siendo. Pero la figura del emprendedor social está inyectando vitalidad y energía a un sector que está experimentando la mayor transformación de su historia.
(Foto de Café du Monde bajo lic. CC)
El Nobel que recibió Muhammad Yunus en 2006 por su trabajo con microcréditos, a través del banco Grameen, fue una constatación de que las empresas sociales estaban dejando de ser algo minoritario.
Una nueva generación de emprendedores se están animando a crearlas sin ningún tipo de barreras, y no solo eso, talento de primera línea, absorbido antes por la banca de inversión y sus sueldos millonarios, se está pasando a la empresa social.
Hacer una iniciativa social ya no significa limitarse a entrar en el marco de una ONG. Puede ser un negocio o tener un modelo mixto de ingresos también. Las ventajas de la empresa privada se están aplicando a la empresa social. El modelo de donar se está remplazando por modelos que buscan estimular la iniciativa personal en países pobres.
Aquí algunas de las cosas que caracterizan e impulsan las empresas sociales del siglo 21.

1. Modelos de financiación híbridos

Ya no tienen modelos de ingresos definidos. La tendencia está en los modelos de financiación mixtos. Algunas organizaciones como la incubadora de iniciativas sostenibles Enviu combinan proyectos sin ánimo de lucro con proyectos de consultoría para grandes empresas. Su labor se centra en cómo convertir ideas sociales en negocios sostenibles que puedan generar riqueza a largo plazo, especialmente en países del tercer mundo. Iniciativas de microvoluntariado como Sparked cobran a las grandes empresas para utilizar su plataforma mientras que los particulares y ONGs tienen acceso gratuito al servicio.

2. Un perfil cada vez más variado

Ya no es una cosa estrictamente vocacional. Hay emprendedores sociales de todos los perfiles, desde biólogos, antropológos hasta periodistas.

3. La línea entre ganar dinero y operar sin ánimo de lucro se está difuminando

“La tendencia no es si habrá más organizaciones con o sin ánimo de lucro en los próximos años, más bien es como estos dos campos encuentran formas de trabajar y llegar a acuerdos para que no compitan entre sí”.
“Cada vez vemos más y más fundadores sociales que están utilizando un modelo de negocio para alcanzar sus objetivos. Por ello, un fundador social no tiene que dirigir necesariamente una organización sin fines de lucro, y en el futuro vamos a ver muchas más empresas sociales con fines comerciales, además de mezclas entre ambos modelos legales”, explica David Bornstein, uno de los mayores expertos en el tema y autor del libro Empresarios sociales y el poder de las nuevas ideas.

4. La creación de cursos y programas universitarios que apoyan la figura del emprendedor social

Desde hace unos años, New York University opera The School for Social Entrepeneurs, un departamento dedicado a ofrecer licenciaturas y postgrados especifícamente entorno a la empresa social.
En España la EOI ofrece una MBA con especialización en empresa social.

5. Un mercado laboral más flexible

No es raro ver fundaciones como el fondo global contra el sida o la fundación de Bill Gates fichar a ejecutivos o profesionales del marketing altamente cualificados. Existe más mobilidad que nunca entre las dos partes.
“Lo que estamos viendo hoy en día es una mayor interacción entre las empresas comerciales y las sociales. Cada vez es más común encontrar personas que han estado trabajando en asuntos sociales o de medio ambiente durante muchos años y que descubren una oportunidad de negocio que puede aumentar su impacto social”, según David Bornstein via Ilustrae.

6. El emprendedor social se mueve por algo más que el dinero

Victor Bornstein define al emprendedor social como alguien que busca cambiar el mundo antes que hacerse millonario:
“¿Cuál es tu principal motivación a la hora de crear tu organización, sea cual sea la forma que toma? ¿Estás tratando de crear medicamentos para enfermedades que afectan a un gran número de personas pobres en el mundo en vias de desarrollo, como Victoria Hale está haciendo con Una Salud Mundial, o estás tratando de dominar el mercado mundial de zapatillas o de moda de pantalones cortos para jockey? Los empresarios comerciales generan todo tipo de cosas. Los empresarios sociales tienen principalmente una motivación con un imperativo ético. Tratan de responder a necesidades urgentes: la cuestión de por qué es primordial”.
(via Ilustrae)

7. Capital dispuesto a invertir en estos proyectos

Empieza a haber inversores que también están dispuestos a financiar estos proyectos. Ya no vale solo que el emprendedor esté concienciado, también se necesitan inversores concienciados.
“Boulder (Colorado) es un lugar donde se empieza a extender el concepto del slow money. Hay muchos inversores dispuestos a invertir en proyectos con un fuerte conponente social, como es el caso de Sir Richards”, explica Matthew Gerson, fundador de Sir Richards, una marca de condones que dona un preservativo a Haití cada vez que alguien compra uno de sus profilácticos.
A medida que se normaliza la empresa social, ¿tiene sentido montar una compañía hoy en día que no tenga en mente estos factores? ¿Llegará el día en que no hacerlo será una fórmula segura para el fracaso?

Algunos casos en los últimos años:

Media development loan fund

MDLF es un fondo de inversión creado en 1995 que ofrece financiación a medios de comunicación independientes en países con un historial de represión. Además de dar préstamos, la organización ofrece asesoriamiento para crear negocios sostenibles en torno al periodismo de calidad. Su fundador, el periodista Sasa Vucinic, considera que financiar estos proyectos es la mejor forma para promover la democracia.

Gym-Pact

Un grupo de emprendedores sociales en Boston cree haber dado con una forma para incentivar a la gente a acudir más a menudo a sus gimnasios (y de paso hacer más ejercicio) con un sistema de incentivos y penalizaciones. Gym-Pact nace a raíz de una de las claves de la economía del comportamiento que dice que la gente encuentra más motivación en las consecuencias inmediatas que en las consecuencias de futuras posibilidades. En este caso, las penalizaciones de no acudir funcionan inmediatamente.

Sir Richard’s

Desde Boulder (Colorado) llega Sir Richard’s, una nueva marca de condones que tiene otra visión sobre lo que significa ser una marca de condones. “Por cada preservativo que compres, se donará uno a Haití. El producto se vende en canales no convencionales como tiendas de ropa y estaremos fuertemente comprometidos con la educación sexual”, explica Matthew Gerson, fundador de la marca.
Más info: Bienvenido Mr. Falo

La Fageda

“Hola, me llamo Cristóbal Colón, vengo de un manicomio, con 14 enfermos mentales y queremos montar una empresa”. Efectivamente, aquel psiquiatra se llamaba Cristóbal Colón y, efectivamente, iba acompañado de 14 internos del Psiquiátrico de Zaragoza. La frase era una declaración de intenciones a un alcalde de una población de La Garrotxa y hoy, 18 años más tarde, esa empresa es La Fageda, la tercera compañía de postres lácteos de Cataluña.

Dave Eggers y su tienda de piratas

“Rodeado de amigos y familiares que trabajaban en la enseñanza, Eggers empezó a escuchar una queja recurrente. Faltaban medios para dar más atención personalizada a sus alumnos. Este problema era especialmente patente entre los estudiantes inmigrantes que tenían el inglés como segundo idioma. Mientras tanto, como director de la revista literaria más influyente del país, Eggers estaba rodeado de una cantera inagotable de talentosos escritores y periodistas. Pero no había un nexo de unión para juntar estos dos grupos.
Al cabo del tiempo, alquiló un espacio para instalar las nuevas oficinas de su revista. Al mismo tiempo reservó una parte para instalar una academia destinada a ayudar a niños con sus deberes de literatura después del colegio. “Todos los días pasaban por la oficina editores, escritores y periodistas. ¿Porque no aprovechar su conocimiento para ayudar a niños a escribir mejor?”  “Unos meses antes de alquilarlo había sido un gimnasio. Los muros estaban cubiertos de colchas. Retiramos todo y descubrimos que debajo había suelos y muros de madera. Uno de mis colegas mencionó que le recordaba a la proa de un barco. Nos preguntamos por qué no convertirlo en una tienda de aprovisionamiento para piratas. Un sitio donde podías comprar todo lo que necesitaba un pirata. Desde una pata de palo, comida para loros, parches para ojos y un teatro del mar que consistía básicamente en una pecera con tres asientos”. En el centro de todo esto instaló un espacio con mesas para enseñar a los niños a apreciar el arte de leer y escribir”.
Numerosas tiendas de este tipo han abierto en ciudades de EEUU, Reino Unido e Irlanda.

Kiva

Esta red de microcréditos ha logrado descentralizar el proceso de ayudas a través de su plataforma que permite a un particular prestar dinero directamente a proyectos e individuos. La página simplemente aplica la filosofía P2P a los microcréditos. A mediados de junio de 2010, Kiva ha sobrepasado los 100 millones de dólares en dinero prestado. Uno de ellos, por ejemplo, ha sido un diseñador gráfico madrileño que ha prestado 200 dólares a una emprendedora en Tanzania para abrir su propio Café.
“La gente es generosa por naturaleza y ayudará a otros si puede hacerlo de forma transparente. Los pobres tienen muchas motivaciones si les da una oportunidad”, explican desde su site.
Más info aquí.

SostreCívic

“Raül Robert (el fundador de SostreCívic) está poniendo en marcha una alternativa a los modelos actuales de acceso a la vivienda en España que flexibiliza el mercado y frena la especulación. Se trata de un modelo basado en la figura de ‘cesión de uso’ de las viviendas, que combina características de los regímenes de propiedad y alquiler. La cooperativa de uso se trata de una opción más económica que la compra o el alquiler habitual, en la que las personas tienen derechos similares a los de un propietario, sin las ataduras de una hipoteca, la presión por la posible pérdida de valor de la vivienda, o, en caso del alquiler, la revisión continua de los contratos”. (Cita de Ashoka España)

Colalife

Coca-Cola cuenta con uno de los mayores canales de distribución del mundo. Nadie tiene el alcance a los sitios más inhóspitos que tiene esta marca de bebidas. Muchos de estos lugares tienen tasas de mortalidad infantil muy altas, algo que se puede solucionar con medicamentos sencillos. ¿Por qué no aprovecharlo para incluir medicinas o remedios tan simples como sales para la rehidratación en las cajas de Coca-Cola? Esto en resumidas palabras, es lo que hace Colalife, una iniciativas ideada por Simon Berry en 1988 pero que dejó en la recamará hasta el año 2008, cuando escribió sobre el tema en su blog. Actualmente la iniciativa está en funcionamiento y sigue trabajando para implantar este proyecto. Coca-Cola se está involucrando en el proyecto en colaboración con algunas embotelladores.

LazyTown

Magnús Scheving ha creado una franquicia multimillonaria alrededor de LazyTown, una serie de dibujos animados que promueven hacer deporte y una buena alimentación entre los niños. LazyTown ha logrado combinar un fuerte caracter educativo con generar un negocio sostenible con el objetivo de hacer que el ejercicio y la comida sana sea algo apetecible para niños. Aunque su inclusión en la lista puede ser discutible, lo social ha estado presente desde el principio.

Flattr

Flattr es un sistema de micropagos que permite a los usuarios recompensar a creadores de contenido en Internet pulsando un botón de la misma forma que pulsas ‘me gusta’ en Facebook. Su fundador, Peter Sunde, es un emprendedor social y programador que saltó a la fama en 2003 por ser uno de los creadores de The Pirate Bay, el mayor buscador de Europa para descargar material pirateado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario