Follow by Email

miércoles, 18 de diciembre de 2013

"No todo emprendedor tiene que ser empresario…"


                                                      Foto


Esa es la frase inicial con la cual Gonzalo Salazar-Simpson, director de la ECAM (Escuela de Cine y Televisión de Madrid)  y el creador de la productora La Zona, responsable, entre otras, de la exitosa “No habrá paz para los malvados”, inició su charla en el Centro Universitario Villanueva, en el marco de las IX Jornadas de Comunicación Audiovisual. Durante esta conferencia Gonzalo Salazar-Simpson nos relató las fases por las que obligatoriamente debe pasar un emprendedor audiovisual.

Durante está ponencia Gonzalo Salazar-Simpson, deja claro su madera de emprendedor con grandes e inolvidables consejos.
En este post os ofrezco un resumen de su ponencia

Cualquier obra audiovisual agrupa a una serie de emprendedores, dirigir una película, grabar un spot, hacer una foto…todas y cada una de las labores del sector audiovisual supone ser emprendedor. No sólo el productor es emprendedor.

Los proyectos audiovisuales habitualmente no los forma el productor, los forma el director o el guionista.

Antes de lanzarte a emprender estudia, pero no para aprobar, estudia para aprender, para aprender lo que te gusta de lo audiovisual, busca información mas allá de la que se te facilita en clase eso te demostrará que tienes inquietudes de conocimiento como las de un emprendedor.

“Para emprender lo importante no es el conocimiento, es la capacidad de aprendizaje”.

No hay fórmulas mágicas para emprender en el sector audiovisual, se tiene que emprender como en cualquier otro ámbito. Las ideas están, son de todos, vienen después de aprender, como vas a emprender en algo de lo que no sabes o sabes lo justo, las ideas están en el aire, son de las que los desarrollan, de los que las empujan.

Pasos que deberás seguir según:
  1. Estudia. Estudia y observa. Debes prestar toda tu atención en aquello que quieres desarrollar. Si te quieres dedicar al cine, tendrás que ir al cine, si te gusta la dirección de fotografía observa la fotografía de las películas e intenta entender que hay detrás, que nos quieren contar…Cuanto más sepas de una cosas más fácil es tener ideas buenas sobre ello.
  2. Pregunta. Pregunta muchísimo, hazte el tonto ante el que sabe, que te lo cuente todo, todo lo que sepa….
  3. Plantea el objetivo. Ya he obtenido la información necesaria en los pasos anteriores para saber si me gusta o no eso que tanto me llamaba la atención. Decide a que te quieres dedicar. Fíjate los primeros objetivos y secuencia los primeros pasos. Ponte a hacer cosas pequeñas que te llevarán a las grandes. Registra el nombre de la empresa, da pequeños pasos que te llevarán al siguiente paso. Organiza el tiempo, los recursos y ponte en marcha. No busques la perfección, haz, haz y haz y transmite lo que haces, por pequeño que sea.
  4. Vuelve al principio, estudia, pregunta vuelve a trabajar con objetivos
  5. Insiste, insiste e insiste. Con su primera obra de teatro aprendió que en el teatro lo importante no es la obra, si no la sala, por que la representación es única, no simultánea como en el cine, con lo cual la gente decide a que obra ir por el teatro, no como en el cine que es por que está más cerca, por que el horario me viene bien….
  6. Testea. Ten paciencia, dedica esfuerzo y se responsable.
  7. Emprende en algo que te divierta, que te guste, que te de satisfacción personal. No copies, no se sabe por que las cosas funcionan en ocasiones en el mundo audiovisual, en ocasiones de pende de factores que no puedes controlar. En “No habrá paz para los malvados” se promocionó pensando en un público mayor de 20 años, pero los cines se llenaron de jóvenes de menor edad por qué “les gustaba el título”. Elige algo en lo que creas y no te obsesiones con la buena idea que llegará.
Consejos:
  • El éxito está sobrevalorado. En EEUU el fracaso se valora a la hora de contratar a alguien. El fracaso facilita tu aprendizaje. Si fracasas, sigue, es parte del juego, ley de vida, lo normal pero no te olvides de insistir, insistir e insistir.
  • Sé simpático. Tienes que transmitir y convencer. Utiliza la inteligencia emocional a la hora de contar tu proyecto. Escucha y comunícate de verdad. Piensa en lo que quieres hacer y transmítelo con la mayor energía posible. Lo importante no es lo que quiere escuchar el de enfrente, lo importante es lo que tú quieres contar…Se generador de redes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada