Follow by Email

martes, 22 de enero de 2013

La economia de lo gratuito en el sector audiovisual



Chris Anderson trató de cuantificar en un libro publicado en 2008 el volumen de negocio que genera la “economía de los gratuito” en Estados Unidos. Como base, diferenció entre tres categorías de gratuito:

La primera tiene que ver con una estrategia de marketing: “compra uno y llévate otro gratis”, “teléfono gratis con un año de contrato”, etc. Son artículos que se usan como señuelo, y donde lo que se regala compensa lo que se ingresa, así que antes o después el cliente lo paga. No es un modelo novedoso y es imposible de cuantificar por su amplitud. 

La segunda noción de gratis es la del “mercado a tres bandas”, esto es, los medios de comunicación financiados por la publicidad. Aquí encontramos a la mayoría de los canales de televisión y radio, medios de comunicación online, y la proliferación de publicaciones gratuitas, desde periódicos a revistas con difusión controlada. En EE UU, los ingresos publicitarios registrados por la televisión y la radio en 2011 fueron de 60.700 millones y 16.100 millones de dólares respectivamente, según datos de eMarketer. 

Finalmente, está lo que Anderson llama “realmente gratis”, que son productos y servicios que no cuestan nada a la mayoría de los usuarios, ya sea en efectivo o por consumo indirecto de publicidad. 

La mayoría de estos productos y servicios se ofrecen online, donde los costes marginales tienden a cero. Esta noción incluye las empresas que usan el modelo de negocio ‘fremium’, en el que una minoría de clientes de pago sostienen a la mayoría de clientes que no pagan; las compañías que están en una fase en la que aun no buscan beneficios; y la economía del regalo (gift economy en inglés), en la cual se obtiene un servicio gratuito a cambio de aportaciones no dinerarias (por ejemplo, la Wikipedia o la blogosfera). 

En esta última categoría el autor incluye subcategorías como el software de Código Abierto (servicios y soporte asociado al software gratuito): el ‘ecosistema Linux’, que abarcaría desde RedHat al negocio de consultoría de IBM, además de videojuegos y música gratuitos, por ejemplo. El hit más reciente en este ámbito, asociado a los teléfonos móviles, es el juego Angry Birds, que costó 140.000 de producción y en 2011 ya había generado unos 70 millones de dólares de beneficio. 

Sumando las dos últimas categorías, incluyendo a los medios de comunicación tradicionales financiados por la publicidad, y contando con el mercado global, Anderson estimó que la economía de lo gratuito podría fácilmente superar los 300 mil millones de dólares.

No hay comentarios:

Publicar un comentario