Follow by Email

domingo, 6 de enero de 2013

Estrategias para los emprendedores sociales


Después de la crisis económica de los últimos años, los gobiernos han reducido y en muchos casos eliminado la financiación a ciertas obligaciones, o servicios o minorias, el caso es que algunos ciudadanos han asumido la responsabilidad de buscar medios alternativos para abordar las necesidades sociales básicas, a estos ciudadanos se les denomina emprendedores sociales. El término ‘emprendedor social’ fue acuñado en la década de los 80 por Bill Drayton, fundador de Ashoka, la asociación mundial de emprendedores. Los emprendedores sociales tienen cinco puntos en común: 

Son capaces de percibir las necesidades sociales. 
Responden con ideas innovadoras. 
Exhiben una aversión al riesgo por debajo de la media. 
Tienen recursos limitados para lograr su misión. 

La meta de los emprendedores sociales en las economías menos desarrolladas, es cumplir con las necesidades básicas como el acceso al agua potable; en las más industrializadas, el legado cultural y la protección ambiental. Una diferencia clave entre los emprendedores sociales y los tradicionales es la manera en que enfocan la innovación. Las empresas sociales innovan en áreas de importancia social y aspiran a construir un profundo cambio social. En vez de intentar mitigar las consecuencias de un problema, atacan la causa de origen.  Según Global Entrepreneurship Monitor (GEM), el emprendedor es autoempleado, con alto nivel educativo, de entre 25 y 44 años y 2% de la población adulta mundial está en actividades empresariales. 

Los emprendedores sociales utilizan tres estrategias básicas:

1. Desarrollar un modelo organizacional




Los emprendedores sociales deben implementar una estructura capaz de movilizar recursos y personas. La Fundación Cleveland, por ejemplo, creó un organismo intermediario filantrópico que gestiona  las contribuciones de los donantes individuales a través de una junta comunitaria de directivos con conocimiento exhaustivo de las necesidades locales.

2. Iniciar el programa



Definir un conjunto de pasos integrados con un fin específico. Por ejemplo, el Campamento de Entrenamiento para Nuevos Padres (Boot Camp for New Dads) elaboró un programa para hospitales, iglesias, bases militares y organizaciones comunitarias, usando los talleres de padre a padre para enseñar a futuros padres a que se involucren con sus hijos pequeños.

3. Establecer principios



Es necesario que haya lineamientos y valores que permitan la ejecución de los proyectos. Esto requiere la distribución de la información a otras personas que intentan implementar la innovación en su comunidad, hacer que otras organizaciones se adhieran al proyecto y la creación de sucursales. Para generar impacto a gran escala, un emprendedor social debe planear cuidadosamente sus recursos, evaluar detenidamente los riesgos implicados, considerar los resultados esperados, garantizar la aceptación del proyecto entre sus beneficiarios y decidir cuándo debería ampliarse el programa.    

No hay comentarios:

Publicar un comentario