Follow by Email

miércoles, 31 de octubre de 2012

¿Que se puede hacer para que las mujeres emprendan?



Según una encuesta mundial, solo el 18% de las mujeres sueña con crear su propio negocio, es decir emprender, lo normal es que las mujeres vean su futuro asociado  a un trabajo estable, y si puede ser de funcionaria ya es la bomba. A la mayoría de las mujeres le cuesta mucho más que a los hombres asumir los riesgos de un proyecto personal.

El sondeo publicado por PwC (PricewaterhouseCooper), Consultora Internacional de auditoría y asesoramiento para la Industria, de cinco mil entrevistadas, indica que sólo el 40% de las mujeres tiene la ambición de asumir los riesgos necesarios para elaborar su propio proyecto personal, y que de ese 40% no llega ni al 20% las que lo intentan.

Teniendo en cuenta las razones por las que las mujeres emprenden menos, se pueden hacer ciertos cambios para facilitar su acceso al emprendimiento:

- Primero cambiar la educación, que aunque pensemos que se realiza la misma educación para los "niños" y las "niñas" no es cierto, a las niñas se las condiciona de cierta manera a que ellas serán las que deban tener los bebes y serán las cuidadoras fundamentales. Es curioso ver en academias de preparación de oposiciones (de todo tipo) donde más de un 90% de los estudiantes son mujeres y sin embargo acceder a viveros de emprendedores donde el porcentaje es el contrario, solo un 10% son mujeres.

- Las mujeres buscan trabajos flexibles, en los que ellas puedan adaptar su propio horario laboral y asi conciliar su vida familiar. Mientras que los hombres por regla general buscan mejorar sus condiciones económicas  mejorar sus relaciones sociales y profesionales y mejorar las condiciones de su jubilación (si es que estas se siguen dando)

-Las mujeres entrevistadas en este estudio prefieren complicarse la vida lo menos posible, es decir para ellas emprender conlleva muchas complicaciones por lo que su aspiración después de ser funcionaria es trabajar en grandes corporaciones donde se pueda ascender profesionalmente. 

-Hay que modificar la percepción en nuestros jóvenes, y sobre todo en las mujeres jóvenes que a lo único a lo que se debe aspirar es a la seguridad laboral, al menos hay que intentar que deje de ser un factor fundamental para las generaciones futuras, ya que este sentimiento resigna a un segundo plano la posibilidad de afrontar nuevos desafíos en la ejecución de un proyecto personal.

-Las emprendedoras deben estar preparadas para un posible fracaso de su proyecto y asumir la necesidad de desechar el emprendimiento y seguir adelante con uno nuevo. Hay que ser capaz de pasar de aspectos de alto nivel al nivel de detalle y viceversa varias veces al día.

-Quizá el cambio más importante que se debe realizar en la sociedad para que las mujeres finalmente den el paso al emprendimiento son los cambios en los modelos de negocio. La emergencia de nuevos mercados y la posibilidad de explorar nuevos ámbitos de comercialización aún no explotados, es una alternativa más que viable para evadir las consecuencias de un conflicto económico. Esta cuestión hoy es facilitada por Internet y los trabajos free lance, que pueden brindar grandes beneficios económicos, ocupan menor tiempo y pueden realizarse desde el hogar aún teniendo otras responsabilidades familiares o laborales.

-Y por último quizá, crear un sistema de cuotas y de incentivaciones para facilitar la incorporación de las mujeres al emprendimiento durante un tiempo breve..para dar un empujón pues a lo mejor tampoco está de más.




No hay comentarios:

Publicar un comentario