Follow by Email

miércoles, 28 de agosto de 2013

Guía para conseguir tu marca personal



Un emprendedor ha de comenzar a publicitarse a sí mismo como parte de su propia aventura empresarial. ¡Somos marcas! 


Uno de los temas que más preocupan a cualquier emprendedor es cómo lograr visibilidad para su empresa. En cualquier escuela de negocios nos dirán que  el marketing es el primer paso y uno de los pilares de la estrategia de negocio.
Actualmente la tendencia ya no es sólo publicitar la marca corporativa, sino también la del propio emprendedor, como capitán del barco. ¿Cómo conseguimos esto? Pues a través de lo que se conoce como personal branding o creación de marca personal. Pero, ¿qué es personal branding?  Consiste en la construcción de una marca personal visible, fuerte y honesta con los valores de cada uno, potenciando siempre lo mejor del individuo. Nos permitirá contar a nuestros clientes todo lo bueno que podemos aportarles, resaltando nuestras habilidades, experiencia, conocimientos…  ¿Y para qué? Para que vean dónde está el beneficio y el valor de elegir nuestro proyecto frente a otros.
Recuerda que una de las claves para ganarse al consumidor son la confianza y la transparencia. Tu cliente necesita saber quién eres y qué has hecho en la vida. De nada sirve que tú y tu empresa seáis excepcionales si nadie lo sabe.
¿Y cómo se articula un proceso de personal branding? Éste abarca diferentes fases, pero siempre comienza trazándose un objetivo, una meta que nos diga hacia dónde vamos. Esto nos servirá para   elaborar una estrategia de dirección de nuestro negocio. La estrategia se apoyará con acciones en las áreas de marketing, comunicación, imagen o protocolo. Algunas herramientas son:
  • Coaching: Conocernos, elaborar un análisis DAFO personal y preguntarnos seriamente “qué queremos ser de mayores”. Es lo que llamamos “la isla”.
  • Marketing personal: Diseñar nuestra presencia en Redes Sociales, acciones offline e identidad corporativa.  Cuando tengas dudas sobre qué publicar en el mundo online, sigue esta máxima: Todo lo que escribas permanecerá (bueno y malo). Sentido común ante todo.
  • Imagen personal: No es lo mismo trabajar en el sector audiovisual que en el financiero. No es igual ir a una cena informal con empleados que a una presentación ante inversores. ¿Te vistes igual en todas las ocasiones?
  • Comunicación en público y Protocolo: Un buen proyecto puede fracasar si no está bien comunicado. Es imprescindible saber elaborar un discurso efectivo, atractivo y no carente de cierto componente emocional. Además, debemos saber comportarnos en diferentes contextos y países, sobre todo pensando en que hoy en día los proyectos son globales.
¿Y que hay que hacer para que como emprendedor y profesional, comiences a dejar huella y transmitir una impronta totalmente original?.

Primero, descubre qué es lo que los demás piensan de ti. Cuando vas a comprar un coche o una tablet, preguntas a otros sus opiniones, para saber las características del producto y si es fiable. Pues la marca personal funciona de la misma forma. Los demás preguntarán por ti, por lo que tienes que moldear tu reputación. Antes de edificarla, tienes que saber que no puedes construir si no sabes qué tienes que construir. Y para saber qué tienes que construir, primeramente has de conocer el terreno sobre el que pisas. ¿Constantemente te repiten que eres egocéntrico, autoritario o demasiado blando? ¿Eso nunca te ha dado que pensar?  Pregunta de forma estandarizada a un grupo de personas cercano a ti cuáles creen que son tus principales virtudes y defectos, incluso en qué les serviste de ayuda en el pasado. Conocí a un ejecutivo que hizo este ejercicio y descubrió lo generoso y creativo que todo el mundo le consideraba.
Cuando hayas realizado esta autoevaluación, que podemos definir como parte de un DAFO personal, tendrás un primer inventario de aquello que puedes potenciar y aquello que debes mejorar. Tras esto, ha llegado la hora de definir un objetivo. ¿Hacia dónde vas?, ¿cuál es tu visión y misión?  Si estás leyendo Emprenderalia, seguramente será porque ya has decidido que quieres ser un emprendedor dueño de su destino y feliz por haberse lanzado a crear su propio proyecto. Pero, tras esto, denominado ilusión y sin lo que no se puede arrancar, queda un arduo camino para decidir dónde nos queremos posicionar. Llega el momento de echar un ojo ahí fuera y ver qué amenazas y oportunidades  hay para tu labor como emprendedor y tu marca personal. 
La primera fase de la estrategia es averiguar quiénes somos y hacia dónde vamos. Para saber quiénes somos, una herramienta útil será aplicar un DAFO. Estarás pensando que el DAFO es sólo para empresas. Sin embargo, también se puede  utilizar para analizarnos como personas.
Si conoces un poco esta técnica, sabrás que sirve para examinar las debilidades y las fortalezas (D/F), que se sitúan en el plano de lo interno, y las amenazas y oportunidades (A/O), que se corresponden con lo externo. Mediante ella, podemos potenciar lo bueno que tenemos y minimizar nuestros aspectos más negativos. ¿Tenemos habilidades de comunicación? Vamos a explotarlas. ¿Somos inseguros? Trabajemos con técnicas para creer más en nosotros mismos.
¿Y cuáles son las amenazas y oportunidades que pueden afectarte? Imagina que tienes 50 años, trabajas como arquitecto en una multinacional de la construcción y estás en España. ¿Cuál crees que puede ser tu principal amenaza? Supongo que no te la descubro si te cuento que corres el riesgo del despido por tu edad y el sector en el que estás. Sin embargo, tu despido puede convertirse en una oportunidad para iniciar ese proyecto por tu cuenta que llevabas tiempo acariciando pero que nunca te habías atrevido a iniciar, a pesar de que entre tus contactos tendrías potenciales clientes que valoran tu experiencia como arquitecto en una gran compañía.

¿Y qué elementos se estudian para poder completar un DAFO?

Para las oportunidades, observarás todas las tendencias y situaciones positivas externas que afectan a tu vida personal y profesional.
Para las amenazas, te fijarás en lo contario, es decir, problemáticas externas que rodean tu entorno profesional y personal.
Tus fortalezas son desde tu situación económica, que te permitirá afrontar con mayor o menor desahogo tu aventura emprendedora; tu capital relacional (cuanto más sólido y extenso, mejor);  reputación profesional previa;  habilidades y competencias en las que destaques…
Tus debilidades como profesional pueden situarse en carencias en habilidades, competencias, situación financiera precaria, conocimientos obsoletos, formación escasa…

El ciclo de vida. ¿En qué momento te encuentras?

Además del DAFO,  a la hora de sentar las bases de nuestra estrategia de personal branding, también tenemos que pararnos a reflexionar sobre el punto en el que nos hallamos en nuestro propio ciclo vida, esto es: El momento vital en el que nos encontramos. ¿Recuerdas aquello que aprendíamos en el colegio de que los seres humanos nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos? Pues esto es algo semejante. El ciclo de vida profesional se asemeja al proceso de una empresa: Introducción, crecimiento, madurez e incluso declive. ¿En qué momento te encuentras tú?  ¿Estás iniciando tu carrera profesional? ¿Eres joven, ya tienes experiencia pero quieres seguir mejorando y abarcando nuevos proyectos? ¿Has llegado a los 40 y crees que es hora de iniciar tu empresa o alcanzar verdaderas cotas de poder? ¿Sientes que has tocado techo en tu proyecto actual y necesitas encontrar nuevos caminos? Analizando dónde estás, podrás saber a dónde quieres ir y cómo llegar.

La isla

El objetivo soñado. ¿A dónde quieres ir? ¿Quieres crear tu propia empresa?  ¿Ya la has creado pero necesitas consolidarla? La isla es el lugar donde te ves dentro de unos años. Si has hecho un plan de empresa, sabrás dónde quieres estar en 5 años.
Una vez que situemos nuestra isla imaginaria, tenemos que pensar en cómo vamos a lograr llegar hasta allí.  ¿Cuál es la hoja de ruta? Es hora de trazar un plan de acción en marca personal. Ésta te va a acompañar en el logro de tu objetivo. El plan de acción abarca acciones en marketing, en imagen personal, en refuerzo de las habilidades de comunicación…
Esto es fundamental porque no podremos crear ninguna estrategia eficaz si no sabemos de verdad hacia dónde vamos. Como dijo Séneca “ningún viento es favorable para el que no sabe a dónde va”. Es decir, puede ser que estemos navegando hacia un objetivo difuso o incluso irreal, lo que nos garantiza el fracaso porque todas y cada una de las acciones que llevemos a cabo no funcionarán.

Ante todo, tenemos que creer en nuestra Isla del Tesoro y tener la certeza de que hacia allí es a donde nos queremos dirigir.  Si no, corremos el paradójico riesgo de llegar y no hallar la felicidad, además de no haber sido capaces de disfrutar por el camino.

Traslademos esto a un ejemplo práctico:
Imaginemos que somos emprendedores y soñamos con tener una gran empresa, con cientos de empleados, varias sucursales, millones de euros en facturación… Pero, ¿y qué pasa si sólo deseamos esto porque se supone que “es lo que hay que hacer”, aspirar a lo máximo? Y lo peor, ¿y si ni siquiera somos conscientes de que estamos intentando navegar hacia un sitio sólo motivados por creencias falsas? El resultado será que montaremos todo un plan que, al final, fracasará estrepitosamente porque ni estábamos preparados ni, en el fondo, anhelábamos gestionar un remedo de Inditex.

Imagina que descubres que tu sueño es tener una micropyme, una empresa pequeña, con un equipo muy reducido pero sólido, que te permita vivir bien pero sin grandes lujos, disfrutando de paso de controlar la totalidad de tu proyecto y dejándote tiempo para tu vida personal. ¿Y si esto es lo que sueñas y aún no lo sabes? Descubrir tus verdaderos objetivos es auténticamente revolucionario.

Por ahí ha de empezar cualquier proceso de marca personal. Primero tienes que conocerte a ti mismo, saber quién eres, qué posees de bueno para ofrecer, qué destacan de ti, qué debilidades deberías de minimizar, qué oportunidades puedes aprovechar y qué amenazas tendrás que enfrentar, porque las habrá, que nadie ha dicho que la aventura sea fácil.  Tras hacer esto, estarás más preparado para averiguar de verdad cuál es tu Isla del Tesoro.

Y una vez definido todo esto, ya es el momento de comenzar a promocionarnos...

lunes, 26 de agosto de 2013

El British Council busca al Joven Emprendedor Creativo del año

Young Creative Entrepreneur Awards

ArtsArtes

Ubicación: 
 España
El British Council busca al Joven Emprendedor Creativo del año.
“Buscamos a los mejores talentos del momento para ofrecerles una oportunidad única en su vida y conectarles a nuevas redes profesionales”.
Para apoyar a los jóvenes profesionales de este ámbito, el British Council convoca su primer YCE Award en la categoría Screen and Multimedia para emprendedores de entre 21 y 35 años cuya actividad profesional se centre en la innovación y la creatividad en el sector audiovisual y se desarrolle en España – cinema, televisión, producciones interactivas, retransmisión en directo y videojuegos.
Buscamos a las personas que están diseñando nuestro futuro creativo, probando nuevos modelos e ideas, y aportando un impacto positivo tanto económica como socialmente en su ámbito local. Queremos identificar a los líderes emergentes en el campo de la creatividad capaces de tejer vínculos internacionales.
El/la ganador/a tendrá una oportunidad única para trabajar con los mejores profesionales de la industria audiovisual británica a lo largo de una semana de encuentros, reuniones y talleres en Londres en el marco del prestigioso London Cross Media Forum que se celebra en octubre de este año.
Los participantes tienen hasta el 26 de agosto para presentar su candidatura.
Más información sobre el programa YCE aquí.

jueves, 22 de agosto de 2013

Los 4 pasos para conseguir financiación para tu proyecto


Primero debemos plantear las necesidades reales que tendremos, es decir realmente cuanto dinero necesitamos, y que es lo que vamos a hacer con ese dinero, en que lo tenemos que invertir? y es realmente necesaria esa inversión para poner en marcha nuestro proyecto? Si es necesaria la inversión, cuando podremos devolver el préstamo? eso hay que tenerlo claro, para controlar las condiciones del préstamo que nos hayan dado y quienes nos lo pueden dar. Se pueden hacer acuerdos con proveedores y trabajadores?  Hay que tener lo más claro posible todo, antes de ponerse a buscar financiación. Pero una vez que lo tenemos claro podemos mirar las siguientes opciones:

1. BUSQUEDA DE INVERSORES. 

Aunque parezca una opción un poco descabellada, en estos momentos es probablemente la opción más realista. Existen foros de inversores que buscan proyectos interesantes donde invertir. Por ejemplo en el enlace podeis acceder a la información de los foros de inversores por actividades y territorios ICEX. Para acceder a estos foros debemos tener un proyecto brillante y saber hacer una buena presentación del mismo para conseguir que deseen invertir en nuestra empresas. Las colaboraciones que se pueden establecer con los inversores pueden ser de varias formas: Ellos pondrían el dinero y nosotros el trabajo, o pueden comprar nuestra idea de proyecto y luego contratarnos, o generar una empresa mixta, en fin son relaciones que se establecen entre financiado y financiador. Incluso hay empresas o empresarios que se dedican a financiar proyectos, los llamados Busness Angels, que son individuos próspero que proveen capital para un start-up, usualmente a cambio de participación accionaria. Los ángeles típicamente invierten sus propios fondos, no como las entidades de capital de riesgo quienes administran profesionalmente dinero de terceros a través de un fondo. Un número cada vez mayor de ángeles inversores se están organizando en redes, grupos o clubes de ángeles para compartir esfuerzos y unir sus capitales de inversión.
2. ENTIDADES BANCARIAS. 

Aunque la cosa está rarita, hay que pensar que debemos poder conseguir financiación a través de las entidades bancarias. Y que estas entidades en teoría nos pueden financiar a través de los préstamos, que eso depende de nuestras propias negociaciones, el conseguir unas mejores o peores condiciones, o nos pueden financiar a través de los créditos que puede dar el Estado, y que son gestionados por estas propias entidades bancarias.
Dentro de los créditos a los que podemos optar están:
a) CREDITOS ICO. 

Estos créditos van dirigidos mayoritariamente a las PYMES. Basicamente los créditos ICO tienen 6 líneas de actuación:
  1. - Inversión: Préstamos para realizar inversiones en el territorio nacional e internacional.
  2. - Iniciar un negocio: Para emprendedores que busquen comenzar su negocio.
  3. - Liquidez: Para financiar los gastos de tu negocio.
  4. - Salir al exterior: Ayuda para que tu empresa pueda salir al exterior.
  5. - Otras: Otro tipo de financiación que no incluyan las otras líneas.
  6. - Vivienda: Ayuda a la rehabilitación del edificio.
Puedes acceder a más información en el enlace ICO

b) PLAN AVANZA 2. 

El plan Avanza financia proyectos relacionados con la tecnología. Dentro de este plan que tiene varias líneas de actuación, aunque todas ellas persiguen la incorporación de las TIC dentro de nuestra sociedad, la que más nos interesa a nosotros es la que define como Desarrollo del sector TIC, cuyo objetivo es apoyar a empresas que desarrollen nuevos productos, procesos, aplicaciones, contenidos y servicios TIC. Dentro de este eje se financiarán programas de innovación ligados a la SI que permitan seguir avanzando en la mejora de la competitividad del sector TIC y del conjunto de nuestra economía a escala internacional. Las pymes verán reforzado su papel prioritario como destinatarias de las iniciativas de impulso y las convocatorias de ayudas públicas.
Más información sobre este eje de actuación en el enlace AVANZA
c) Créditos ENISA.  

Enisa es una empresa publica de España vinculada a la financiación empresarial de riesgo y que promueve la Innovación en las empresas, a través de la financiación de riesgo a los emprendedores. 
Más información sobre ENISA 

3. CROWFUNDING 

que consiste en financiar un proyecto gracias a las aportaciones de personas físicas anónimas de pequeñas cuantías. Para poder realizar este método de financiación debe cumplir una serie de requisitos “a grandes rasgos”:
  • Proyecto atrayente:  Hay que tener en cuenta que tenemos que convencer a nuestros inversores para que inyecten dinero en nuestra empresa. Además, necesitamos el apoyo popular para entrar en la parrilla de empresas financiables. 
  • Ofrecer un beneficio a los inversores: Sabemos que nadie da “duros a pesetas” y tenemos que ofrecer a nuestros inversores algo a cambio de su financiación. Por ejemplo: Podemos incluir en los créditos del “libro de la letra de las canciones” de un disco de música a todos los inversores para que aparezcan en todos los discos que se publiquen. También podemos regalar una edición coleccionista de un videojuego a aquellas personas que inviertan a partir de X dinero. Hay muchos ejemplos y sólo hay que ser imaginativo. 
  • Comisiones:  Las empresas que se dedican a gestionar esta microfinanciación se llevan una comisión si se cumple el objetivo. Hay que conocer cuál es esa comisión.
Para conocer por qué nos hacen falta estos requisitos, tendremos que saber primero en qué consiste este proyecto:
  • Nos ponemos en contacto con la empresa en cuestión y le enviamos el proyecto y toda la documentación que nos soliciten.
  • Si todo está correcto, apareceremos en un “listado de popularidad”, en el cual necesitaremos recopilar una número mínimo X de votos para poder pasar a la “lista definitiva
  •  Una vez hayamos pasado las dos barreras, llega el momento de formar parte de la “lista definitiva”. Aquí los usuarios podrán leer parte de vuestro proyecto (lo que queráis presentar) e invertirán si lo estiman oportuno.

Es un proceso un poco largo pero, si se monta bien, puede ser una vía de financiación válida para nuestras empresas.  IMPORTANTE: Al tratarse de un método de financiación donde los propios usuarios invierten dinero, está más enfocada a empresas discográficas, cortometrajes, y todo lo que tenga que ver con artistas.
Os facilito algunas webs que se dedican al CROWFUNDING aunque también podéis buscarlo en Google.
4. PARTICIPAR EN CONCURSOS

Una vez tengamos nuestro proyecto desarrollado y un resumen del mismo, podemos participar en un buen número de concursos de emprendimiento que sacan multitud de empresas que, en caso de salir ganadores, recibiréis una recompensación económica, planes de marketing gratuitos, presentación de inversores, etc. Podeis acceder a los eventos que hay para emprendedores en este ENLACE





domingo, 18 de agosto de 2013

Y otro programa de TV más sobre emprendedores: Código Emprende


Televisión Española acaba de lanzar su primer vídeo promocional de Código Emprende, que empezará a emitirse en Septiembre.
El nuevo espacio de Juan Ramón Lucas se producirá bajo el patrocinio de BBVA para "Ayudar a las pymes y autónomos fomentando el empleo".
En él seis emprendedores tendrán que superar una serie de pruebas, tutorizadas por un coach empresarial y evaluadas por un jurado. El proyecto empresarial que más haya evolucionado y crecido desde el primer episodio ganará 100.000 euros.

Código Emprende, el nuevo reality empresarial de TVE, pondrá a competir a seis emprendedores españoles que lucharán durante seis semanas, con el asesoramiento de un coach, por los 100.000 euros de premio para poner en marcha o mejorar sus proyectos.
Aitor Grandes, Elisabet Cuenca, María Cózar, Alejandro Fanjul, Álvaro de la Rocha y Rocío Muñoz serán los seis emprendedores que participarán en el programa de TVE, presentado por Juan Ramón Lucas.

Sus proyectos

Aitor Grandes, de 36 años, presenta 24 Symbols, una plataforma online de lectura de libros con tarifa plana. Tiene su propia página web y han recibido premios por todo el mundo. Aitor quiere el dinero para internacionalizar la empresa.
María Cózar (María Cózar Couturees una diseñadora de 30 años que quiere triunfar en el mundo de la moda. Para ello, cuenta con la ayuda de su novio Eric que es el encargado de la imagen de marca de la empresa. El año pasado presentó en la Fashion Week 2012 su primera colección 'Para tí mi tango' y su objetivo es ganar el premio para internacionaliazar su empresa de moda.
Álvaro de la Rocha tiene 32 años y se presenta "como el chico de los recados".Puso en marcha una empresa de reparto con triciclos ecológicos en Cartagena. Necesita el dinero para conseguir "una estabilidad laboral" y "hacer crecer su empresa de reparto".
Alejandro Fanjul, de 33 años, presenta Palbin.com, una web para que empresas y autónomos creen páginas web para la venta online. Su amigo Kike es el ecnargado de llevar las cuentas de la empresa y quieren comenzar a internacionalizar su web, empezando por Sudamérica.
Rocío Muñoz, de 36 años, presenta La Real Fábrica Española, una tienda en la que se venden las marcas españolas con más historia. Tiene una tienda online  pero ahora necesita dinero porque quiere abrir una tienda física en Madrid. Rocíose define como chica para todo: "jefa, administradora, empresaria..."
Elisabet Cuenca, de 36 años, presenta Opendomouna empresa de domóticaque necesita el dinero para contratar personal y promocionar la empresa. Los puntos fuertes de su proyecto es que es un "sistema domótico práctico, útil y que ahorra energía".